¿Qué es el “no poo”?

Hola a tod@s!

Hoy vamos a hablar de una “nueva tendencia” en cuanto a cuidados capilares: el llamado “No Poo”, una corriente que reniega de los champús tradicionales y defiende el uso de alternativas naturales para la higiene capilar.

Esta moda surgió en los años treinta en Estados Unidos, con la comercialización de los primeros champús, pero fue en la década de los 70 gracias al movimiento hippie cuando se consolidó. Después de años en la sombra, la tendencia “no poo” (literalmente traducido “no caca”, refiriéndose a los champús convencionales) resurge con fuerza.

El “no poo” plantea realizar la higiene capilar sin utilizar los champús convencionales que encontramos en supermercados, ya que éstos contienen muchos ingredientes químicos que pueden perjudicar el cuero cabelludo al eliminar los aceites naturales, desestabilizándolo y obligándolo a producir más sebo para compensar la pérdida.

shampoo (FILEminimizer)

Además, es una alternativa ecológica que favorece un consumo sostenible, ya que al no utilizar champús convencionales no generamos residuos de ninguna clase que puedan dañar al medio ambiente (aguas residuales, envases, productos químicos, etc).

A estas alturas muchas os estaréis preguntando “entonces, ¿como me lavo el pelo con este método?”. El “no-poo” plantea lavar el pelo sólamente con agua, pero claro, esto puede resultar insuficiente para muchas que tenemos el pelo graso o las raíces intoxicadas con productos químicos. Otra alternativa consiste en utilizar bicarbonato de sodio como champú (una cucharada por un vaso de agua filtrada) y vinagre de manzana como acondicionador para desenredar y dar brillo (una parte de vinagre por tres de agua filtrada).

También se pueden utilizar champús sólidos y acondicionadores hechos a base de ingredientes naturales que respeten esta filosofía y nuestro cuero cabelludo. Una buena opción serían los champús de Lush, que tiene bastante variedad y toda su cosmética es 100% natural y no testada en animales.

Champús sólidos fairy y oceánico de Lush

Champús sólidos fairy y oceánico de Lush

En lo personal, comulgo bastante con el concepto que promueve esta tendencia: el utilizar productos lo más naturales posibles tanto para el cuidado facial como capilar es un básico en mis rutinas que intento, siempre que puedo, llevar a cabo. Me gusta la cosmética natural o aquella realizada con la menor cantidad de productos químicos, dado que tanto la piel como el pelo acaban agradeciéndola más que la convencional, además de que se minimiza el riesgo de cualquier reacción alérgica o acnéica (en mi caso).

Respecto al pelo, hace un par de años empecé a utilizar los champús de Lush y a día de hoy son un básico para mi. Suelo alternar entre semana el Fairy con el Oceánico (puedes ver mi rutina capilar pinchando aquí) y, cuando tuve el pelo mal por culpa de los tintes, el champú Reanimator fue mi salvación.

Sin embargo, es muy complicado el utilizar exclusivamente productos 100% naturales, ya sea porque no están a la venta en las tiendas comunes, porque su precio es más elevado que los tratamientos convencionales o porque no sientan igual de bien a todas las personas.

Además, mucha gente rechaza este tipo de tratamientos capilares porque al principio algunos cabellos pasan por una fase de desintoxicación que hace que se engrase todavía más el cuero cabelludo, por lo que abandonan. Sin embargo, esta fase es pasajera y si os decidís por este método tener en cuenta que las primeras semanas son las peores, pero luego el cabello mejora y a la larga os lo agradecerá.

Por lo tanto, el método “no poo” defiende una filosofía que comulga conmigo, aunque no pueda llevarla a cabo al 100%. He intentado el método del bicarbonato con vinagre de manzana, pero el pelo se me quedaba muy reseco y después de una semana lo abandoné. Sinceramente no me veo capaz de lavar el pelo sólo con bicarbonato y vinagre de manzana, por lo que prefiero otras alternativas naturales como los champús de Lush. Eso si, me resulta inevitable el utilizar otros productos que contienen químicos, como acondicionadores, mascarillas y tratamientos pre-lavado, aunque intento que por lo menos no contengan siliconas y la menor cantidad de productos químicos en su composición.

shampoo-natural (FILEminimizer)

Mi lucha con las siliconas es algo personal y completamente cuestionable dado que roza la paranoia, pero dado que tengo el pelo fino y graso el utilizar un producto que me pueda enmascarar el estado real del cabello a la vez que le aporta peso y lo engrasa no me parece siquiera una opción. En un exceso utilizo el acondiconador de Deliplus (que os mostré en mi entrada sobre rutina capilar, click aquí), pero unicamente porque las siliconas que contiene son solubles al agua y no se acumulan.

Y hasta aquí la charla informativa sobre el “no poo” y los métodos naturales que propone esta moda para limpiar el cabello. Un método que si bien no llevo a rajatabla, si me inspira para cuidar tanto mi cabello como mi piel.

Y vosotr@s, ¿conocíais este tendencia? ¿La habéis puesto en práctica alguna vez? ¿Le dáis importancia a que los productos que utilizáis sean naturales?

Un beso


Vota mi blog en los Premios Bitácoras como “Mejor Blog de Belleza y Moda”
Votar en los Premios Bitacoras.com


Quizás también te interese……

Los timos en las rebajas

Cuidados de la piel para después del verano

La importancia de una boca sana

Anuncios

48 comentarios en “¿Qué es el “no poo”?

  1. Yo me he aficionado a los sólidos de Lush y voy cambiándolos conforme mis necesidades. El Otoño pasado usé el Karma Komba ya que necesitaba sólo cuidado básico, en Primavera usé el Ultimate Shine porque quería más brillo y me duró hasta verano y ahora estoy usando el New para aportar hidratación. Durán una burrada osea que realmente compensan el gasto extra y además está la inmensa ventaja de que si viajas relativamente mucho (como yo que cojo aviones para aquí y para allá) como son sólidos los puedes llevar en el equipaje de mano sin rallarte con el ¿Y si me lo tiran? ¿Y si les da la paranoia y no me lo dejan llevar?

  2. El bicarbonato tiene un ph alto,y el vinagre lo tiene bajo.Cuidadín,que el cuero cabelludo se puede alterar bastante.Lush usa sulfatos y parabenos y no indica el ph de sus fórmulas.

  3. La había visto, pero no tan bien explicada, la verdad.
    Me parece una opción más aceptable la tuya, más llevadera y más lógica.
    Yo voy probando diferentes tipos de champús, pero cada vez huyo más de lo “comercial”

    Besos!

  4. La idea está bien, pero los precios de los productos naturales no son tan asequibles como los de los champús convencionales.
    Supongo que algún día probaré, cuando no cuide tanto mis gastos, porque está claro que lo natural siempre es mejor y no contamina el agua.
    Un post muy interesante!!!

    • Pues creo que no es así, si compras los sólidos de Lush como dicen por aquí, te duran meses y valen 5-6 euros cada uno, total que vale la pena monetariamente y también en cuanto a la salud del cabello. Y se engrasa menos con lo que tendrás que lavarlo más espaciadamente. (y yo que uso el acondicionador familiar del mercadona por 1 euro que también es “bastante” natural…)

      • Realmente los champús sólidos de Lush duran meses y al final salen igual de precio que si compraras uno normal, el problema es que los gastos de envío encarecen mucho este producto.
        Lo del acondicionador de Mercadona, pues natural no será, pero deja un pelazo que vamos, yo no lo cambio! Jejej

        Un besote a las dos!

  5. Hola Vero, ya habia leido algo sobre el tema, pero tu has completado algo mas. Ya conocia el detalle de lavarse el pelo con bicarbonato pero no lo he hecho nunca. Yo sigo con mis habitos diarios un poco por comodidad, ya que como como bien dices, estos productos naturales no se suelen encontrar a la vuelta de la esquina.

  6. La verdad es que cada vez intento usar productos con menos química. Miro mucho más que antes la etiqueta de componentes y es que me asusto porque entre las siliconas y el puñado de parabenos… estamos vivas de milagro 😛

    Si por mí fuera, usaría muchas cosas de Lush pero es cara con ganar por muy natural que sea. Ese es el problema.

    De pequeña mi madre me echaba vinagre en el pelo y el brillo era escandaloso pero es que el olorcito… era como si hubiera metido la cabeza en un aliño.

    ¡Besos!

    • La verdad es que tienes razón, con la cantidad de productos quimicos que hay en todas partes (no solo en cosmetica), hemos sobrevivido de puro milagro. Lush tiene el defecto de ser carillo, pero bueno, tenemos la seguridad de que es sano y funciona.

      Un besote!

  7. Hola guapa!!

    la verdad es que hace poquito (como una semana) que leí un artículo sobre el “no poo”, pues hasta entonces no tenía ni idea.
    En mi opinión es una opción muy radical, pues pasas de usar productos que contienen ingredientes de todo tipo a usar agua o bicarbonato/vinagre de manzana…
    por eso me ha gustado tu post, porque das a conocer productos de Lush que es una alternativa a medio camino de estas dos opciones… 🙂

    Un beso!!

  8. Yo lo probé una vez porque se supone que es mejor para el pelo rizado y todo eso, pero no pude aguantar más de una semana. Tengo un cuero cabelludo un poco “especial”, y si no está limpio me pica y me da grimilla, y con este método se me engrasaba. Yo necesito notármelo impecablemente limpio y libre de grasa y eso sólo lo consigo con champú (aunque sólo lo uso en la raíz porque tengo el pelo seco).

    • La verdad es que no tenía ni idea que este método era el mejor para el pelo rizo. Quizás lo que te pasó era que se estaba desintoxicando el cuero cabelludo y por eso te engrasaba, pero de todas formas el bicarbonato te debía dejar el pelo extra seco, creo que hiciste bien dejarlo.

      Un besote

  9. Pues no sabría que decirte, tengo muy bien el cabello a pesar de teñirlo con frecuencia. No cambiaría el champú que uso. Quizá debiera probar los champús secos, que no los he probado, pero de ahí a dejar de usar los corrientes, ¿Quién sabe? Igual y me ocurría como con los jabones naturales, los probé y nunca jamás he vuelto a utilizar geles en la ducha. Besos.

  10. Estupendo Post Vero!!! Hace poco vi uno poniendo verde el No Poo y salí indignada del blog… anda ya! Que el No Poo no es no lavarse el pelo, sino cuidar con qué se lava y que sea algo natural. He comprobado que la mayoría de los champús hace que se me ensucie el pelo antes. No así los de Lush con los que me aguantaba el pelo tres días. Ahora hace algún tiempo que no los uso, pero debería… como comparto champú con mi chico nunca se si me va a mandar a la porra si le planto un champú tan “diferente” 😉
    Un beso

    • Hola guapa! Me alegra que te gustara la entrada, la verdad es que donde esté un remedio natural, que se quite cualquier otro! Y debieras volver a los champús de Lush, son de lo mejor y seguro que también enganchas a tu chico, jejeje

      Un besote!

  11. me ha encantado el articulo, yo no conocía la filosofía, pero por experiencia propia me dejan muchísimo mejor el cabello los champús más naturales como los de Lush o los que venden en iHerb, mi pelo a cambiado un mundo.

  12. Lo cierto es que yo comulgo totalmente con apoyar lo natural en la medida de lo posible, tanto por las características de mi piel, como por las de mi pelo. Me viene mejor los productos capilares sin siliconas. De todas formas, dado el presupuesto, voy poco a poco, agotando productos y alternando cuando el presupuesto no lo permite, aunque estoy contigo en que cunden bastante champus como los de Lush!!! Por cierto, los partes siempre por la mitad para utilizarlos??? BEsos!!!

    • Hola guapa!
      Empecé a partir los champús de Lush porque al principio notaba que como tardaban en secarse, una parte se derretia y duraban menos, desde que los parto a la mitad me duran incluso más que antes, asi que cunden cantidad!

      Un besote

  13. Os recomiendo el blog pigmentationandtexture.blogspot.com ,está genial para enterarse de muchas cosas de las que la mayoría de nosotras no tenemos ni p— idea; Yo,me lo estoy tragando enterito.

  14. ¡Hola Vero!
    Estupendo post, pero me gustaría añadir que los champús de Lush, aunque son estupendos y yo soy la primera viciada a la marca, no son en absoluto naturales. De hecho, el lema es “cosmética fresca hecha a mano”, no natural, aunque sí son productos “cruelty free”. Si miras la lista de ingredientes, en todos los champús, el primero y por tanto el que se encuentra en mayor proporción es el Lauril Sulfato de Sodio (http://es.wikipedia.org/wiki/Lauril_%C3%A9ter_sulfato_s%C3%B3dico), un espumante químico, además de que contienen colorantes y, en algunos, perfumes. A largo plazo, este ingrediente puede afectar al cuero cabelludo produciendo descamación y picor, especialmente si lo tenemos sensible. En los champús de Lush, al estar en una concentración alta, esto suele pasar después de unos meses de uso.
    Yo recomiendo alternar estos chumpús con alguno más neutro, especialmente alguno que no contenga ni sulfatos ni siliconas (paro no romper nuestra rutina capilar), como por ejemplo el Rainforest de The Body Shop, o cualquiera de las marcas Avalon Organics o Desert Essence, que se pueden adquirir en iHerb.
    ¡Espero servir de ayuda! Estoy estudiando eleboración de cosmética natural y últimamente ando muy al día de esots temas.
    Saludos y felicidades por el blog

    • Hola Beatriz!

      Mil gracias por toda esta información, es de mucha utilidad! Yo les envié un email para que me aclarasen el tema de los parabenos, que me quedé preocupada con el comentario de Susunica, así que aprovecho para pegarlo aquí y complementar la información:

      “Existen cuatro tipo de parabenos, Buthyl, Ethyl, Propyl y Methyl cuya función es evitar la producción de hongos y bacterias En Lush sólo utilizamos los dos últimos, es decir el Propylparabeno y el Methylparabeno ya que son los dos menos fuertes. La razón por la que utilizamos los parabenos es para poder conservar aquellos de nuestros productos que tienen agua.
      Hay que tener en cuenta que todos los ingredientes empleados en los productos Lush son frescos por lo que la no utilización de éstos supondría el deterioro de los ingredientes con la consecuente invalidez del producto. Lush emplea en sus fórmulas menos de la mitad del máximo permitido por Ley, lo que produce que nuestros productos tengan una fecha de caducidad más temprana de lo que ofrecen otras marcas.
      Nuestros creadores, quienes formulan con todo su cariño y cuidado nuestros productos, utilizan los parabenos con el pleno conocimiento de que en las cantidades empleadas no son ni siquiera irritantes para la piel. La mejor prueba de ello la tiene en que nuestros creadores son los primeros en testar los productos (como sabrá nosotros no testamos en animales).
      Entendemos que hay muchos miedo con el tema de los parabenos, pero desde Lush sabemos que los que empleamos son seguros para nuestros clientes y para nosotros sabiendo que para disfrutar de unos productos tan increíbles necesitamos añadir algunas veces conservantes para que los protejan de cualquier bacteria que quiera dañarlo y a su vez nos pueda dañar a nosotros.

      Esperamos que esta respuesta te tranquilice.

      Un saludo,

      Morgane – Tienda Web Lush España”

  15. Hola preciosa! Me ha encantado este post! Yo dejé los champús convencionales hace siete u ocho años y es cierto que la fase intermedia fue horrible, me sentía como si mi pelo estuviera sucio… pero tras unos meses el pelo se acostumbra y ya no volveré jamás a los champús con silicona y SLS. Los de pastilla de lush son económicos, aunque se encuentran muchas opciones por ahí una vez sabes buscarlas. Un beso de tu compañera de BEE!

Tu opinión es muy importante! Anímate y deja un comentario =)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s