Cistitis: causas, tratamientos y como prevenirlas

Hola a tod@s!

El tema de las cistitis o infecciones de orina es un tema que hacía tiempo quería tratar en el blog, dado que soy muy propensa a ellas y, desgraciadamente, es una enfermedad más típica de mujeres que de hombres, por lo que a todas os interesará conocer las causas, tratamientos y formas de prevenirlas.

cistitis : causas, tratamiento y prevencion

Las mujeres tenemos muchas papeletas para padecer cistitis debido a que nuestra uretra es más corta que la de los hombres, por lo que es más sencillo que las bacterias lleguen a nuestras vías urinarias y a nuestra vejiga.

Las formas de contraer una cistitis son muchas, variadas y, en ocasiones, sin sentido. Por norma general, es frecuente contraer una infección de orina por mantener relaciones sexuales, porque nos coge el frío, por dejarnos el bañador mojado en la playa o, incluso, por estrés, nervios o periodos de ansiedad. Cada mujer es un mundo y algunas seremos más propensas a padecer cistitis por unas causas y otras mujeres, por otras razones.

Cuando tenemos cistitis, notamos una serie de síntomas que enseguida hacen que nos demos cuenta de que nos ha tocado padecerla. Entre los síntomas clásicos encontramos los siguientes:

– Necesidad de orinar con frecuencia.
– Dolor o molestias al orinar.
– Se orina poca cantidad de cada vez.
– Inflamación y enrojecimiento de la zona vulvar.
– Molestias, pesadez y/o dolor en la zona del bajo vientre.
– Fiebre y/o malestar en general.

Si sientes alguno de estos síntomas debes acudir pronto a tu médico de cabecera para que te haga un análisis que confirme que padeces cistitis y así poder comenzar un tratamiento. Si el análisis da positivo, el médico te recetará antibióticos, el tratamiento más eficaz para este tipo de infecciones, aunque no el único.

La utilización de antibióticos no es algo que debamos hacer a la ligera, ya que las bacterias se vuelven resistentes y pueden dejar de hacernos efecto. Hay casos en los que no nos queda más remedio que utilizarlos, ya sea porque está muy avanzada, porque tenemos muchas molestias o porque con remedios naturales no la hemos conseguido frenar. Sin embargo, si empezamos a notar las primeras molestias, podemos recurrir a otros remedios más naturales para librarnos de la infección.

arandano rojo cistitis

Lo más utilizado para prevenir y tratar las cistitis es el extracto de arándano rojo, ya que se ha descubierto que tiene propiedades anti adhesivas que disminuyen la adherencia de la bacteria causante de las cistitis, la llamada Escherichia Coli, a las paredes de las vías urinarias. Gracias al arándano rojo se consigue disminuir la frecuencia con la que se padecen infecciones de orina y, además, se pueden tomar por largos periodos de tiempo ya que no tienen efectos secundarios para el organismo.

Desde hace unos años estoy utilizando pastillas de arándano rojo para prevenir las cistitis y, por ahora, ha sido lo más eficaz que he encontrado. Antes solía tener cistitis cada mes o cada dos meses y a día de hoy, como mucho tengo una al año. Además, si me toca una cistitis ya no sufro tanto dolor como antes, ahora es una leve molestia que no me impide hacer vida normal. Hace años tenía episodios de fiebre, mucho dolor y sangraba al orinar porque me solían pasar a los riñones, pero desde que he empezado a hacer tratamientos cíclicos con el arándano rojo nunca más me ha vuelto a pasar algo así.

El arándano rojo se puede comprar al natural, desecado, en zumo o en pastillas, yo por comodidad suelo usar pastillas, pero también lo compro desecado en Mercadona porque está buenísimo. Respecto a las pastillas de arándano rojo, hay multitud de marcas que las comercializan y es fácil encontrarlas a la venta en farmacias, parafarmacias y herbolarios. En mi caso, las que he estado utilizando últimamente han sido las cápsulas de arándano de “Nature´s Way”, a la venta en Iherb (click aquí) y, más recientemente, las cápsulas Feminabiane C.U. de Laboratorios Pileje. Estas últimas, además de contener arándano rojo, que evita que las bacterias se adhieran, también ayuda a eliminar la E. Coli del organismo y limita la proliferación de bacterias como la Candida, a la vez que equilibra la flora vaginal, por lo que éstas últimas me parecen más adecuadas para tratamientos de choque.

feminabiane natures way arandano rojo

Por último, solo me queda haceros una serie de recomendaciones extra que os ayuden a prevenir las cistitis:

Beber mucha agua, entre 1,5 y 2 litros al día, para orinar con frecuencia y ayudar a expulsar cualquier bacteria.
Cuidar la higiene íntima utilizando productos que no contengan ingredientes que alteren la flora vaginal. Yo os recomendaré que busquéis geles de higiene íntima naturales en herbolarios y tiendas similares para evitar productos más comerciales que contengan agentes químicos.
– Cuando vayamos al baño hay que limpiarnos de delante hacia atrás para evitar que evitar que entren bacterias de la zona anal.
– Utilizar ropa interior de algodón y evitar la ropa ajustada.
– Respecto a las relaciones sexuales, es recomendable lavarse antes y después de mantenerlas y, además, orinar después para expulsar cualquier bacteria de la uretra.
– Cambiarse el bañador después de bañarnos en playas, ríos o piscinas para evitar tener la zona húmeda.
Abrigarse bien para evitar que nos coja frío. Es recomendable utilizar cazadoras y chaquetas que nos cubran los riñones para una mejor protección.
– Y, por supuesto, utilizar arándano rojo para ayudar al organismo a eliminar esta bacteria.

Espero que esta entrada os haya resultado útil y con esta serie de pautas consigáis mantener a raya las infecciones de orina.

Un beso


¡Si te gusta mi blog sígueme en las redes sociales y no te pierdas nada!

Quizás también te interese……

La Gimnasia Hipopresiva

Cuidados de la piel: protégela del sol

Los beneficios del aceite de coco para el cabello

Anuncios