La gama capilar de Dolores Promesas

Hola a tod@s!

Hace un tiempo os mostraba en mis redes sociales los productos capilares de Dolores Promesas que empecé a probar gracias a una acción de marketing participativo de Youzz (donde os animo a anotaros para estar al tanto de estas promociones). Después de un tiempo usándolos, por fin os traigo un análisis concienzudo del champú para cabellos castigados y acondicionador instantáneo de Dolores Promesas, ¡espero que os guste!

dolores_promesas_champu_acondicionador_1 eltocadordevero

Dolores Promesas es una firma de moda española que comenzó su andadura hace 10 años, se caracteriza por ofrecer prendas de calidad con una estética coqueta y ligeramente vintage. Coincidiendo con el aniversario de la firma, se aventuraron a crear una línea cosmética que cuenta con champús, geles corporales, jabones de baño, fragancias, etc, todo con la estética que caracteriza a la firma pero a precios low cost.

El champú para cabellos castigados promete restaurar nuestro pelo gracias a su fórmula enriquecida con keratina, que mejora el brillo, reduce las posibles roturas, desenreda y facilita su peinado. Por otro lado, el acondicionador instantáneo es un producto sin aclarado enriquecido con keratina, que evita el encrespamiento y aporta un aspecto sano y brillante. Ambos productos tienen una estética en la línea de la firma, muy coqueta, femenina y vintage, la verdad es que me ha encantado.

dolores_promesas_champu_acondicionador_2

Antes de profundizar con mi experiencia con estos productos, voy a explicaros brevemente cómo es mi pelo, ya que es un factor fundamental para analizar los resultados. Tengo media melena, con las raíces grasas y las puntas ligeramente secas y enredadas, además, mi pelo es fino, por lo que apenas tiene cuerpo ni volumen. En general, los champús reparadores y los ingredientes pesados como la keratina tienden a engrasarme el pelo, así que cogí esta gama con algo de miedito en el cuerpo y, tras un mes de uso continuado, aquí os traigo el resumen de mi experiencia.

Champú Cabellos Castigados: Cabello recién restaurado.

El champú tiene un color perlado y un olor ligeramente masculino que no me termina de convencer, yo aplico dos manos de champú dejándolo actuar un minuto entre aplicación y aclarándolo con agua tibia. Al aclararlo y tras el primer uso se nota el cabello más suelto, suave y desenredado, aunque ésto es algo que achaco a su formulación.

Aunque a priori suena estupendo, analizándo su composición ya deja de ser tan maravilloso. Tras el agua, su principal ingrediente es el Sodium Laureth Sulfate, un detergente bastante potente, que viene acompañado de otros agentes limpiadors más suaves. También encontramos siliconas, que no consigo averiguar si son o no solubles en agua, conservantes, colorantes y perfumes. El hidrolizado de keratina aparece bien posicionado de la mitad hacia arriba de la lista de ingredientes, lo que significa que lleva bastante cantidad.

dolores_promesas_champu_ingredientes eltocadordevero

Ingredientes del champú de Dolores Promesas

Acondicionador Instantaneo: Me gusta y me resuelve

Lo primero que me ha gustado de este acondicionador es su formato, ya que no requiere aclarado y viene en un práctico envase en formato spray, lo que facilita mucho su aplicación. Su textura es totalmente líquida, casi como agua, no resulta pesada ni pegajosa, y ayuda mucho a desenredar el cabello tras el lavado. Al secarlo se nota suave pero no excepcionalmente hidratado, me parece más un producto destinado a desenredar el pelo y a protegerlo del calor.

Respecto a su composición, contiene en su mayoría siliconas, emulsionantes, conservantes y perfumes, aunque también contiene keratina en la mitad de la composición, igual que el champú. Por lo tanto, no es un producto de tratamiento, si no más bien un protector del cabello. Ojo, es importante que este producto sólo lo apliquemos de medios a puntas, ya que si lo echamos en las raíces nos las puede ensuciar.

dolores_promesas_acondicionador_ingredientes eltocadordevero

Ingredientes del acondicionador de Dolores Promesas

CONCLUSIONES

Después de utilizar únicamente estos dos productos en mi rutina capilar del último mes, noto el pelo más suave, más desenredado, con más brillo y muy suelto. A pesar de ser un tratamiento reparador, no he notado que me engrase el cabello, ni siquiera el spray acondicionador. Son productos cómodos de usar, con unos envases la mar de monos y con unos precios low cost, ya que rondan los 2-3 euros.

De las muestras del champú que regalé, los mejores resultados los han obtenido los pelos más finos y castigados, ya que notan el pelo más suave y manejable. Los pelos más largos o gruesos, aunque si notan más suavidad, han necesitado productos complementarios para aportar más hidratación a sus cabellos.

A pesar de que he obtenido buenos resultados con estos productos, en mi caso no repetiré con ellos. El motivo es simple: no me gusta su composición. Los productos que combinan tensioactivos agresivos con siliconas forman un círculo vicioso que hace que tengas que lavarte más el pelo, enmascarando su estado real. Estos detergentes eliminan los aceites naturales del pelo provocando sequedad que se compensa con las siliconas, que aportan una hidratación y suavidad artificial.

dolores_promesas_champu_acondicionador_3 eltocadordevero

Al arrastrar estos aceites, nuestro cuero cabelludo produce más grasa para compensar, por lo que, al cabo de un tiempo, este tipo de tratamientos dejan de ser efectivos y se oye el clásico “cada vez me dura menos tiempo limpio el pelo” o “el pelo se ha acostumbrado a este champú y ya no me hace efecto”. Desde hace tiempo he desterrado los tensioactivos más fuertes de mis rutinas capilares porque me acababan engrasando las raíces y secando en exceso las puntas. Con este champú aún no he llegado a ese punto, pero es cierto que sólo llevo un mes usándolo y en mi caso, necesito más tiempo.

Respecto a las siliconas, ayudan a que el pelo se vea más suave, liso y brillante, pero enmascaran el estado real del cabello. En mi caso he pasado de utilizarlas, a no querer verlas delante a volver a retomarlas con mucha cautela, me explico. Ahora mismo tengo el cabello sano, hidratado y en buen estado, por lo que puedo admitir siliconas en ciertos productos, como protectores del calor o aguas de peinado, que es el caso del acondicionador de Dolores Promesas. Es decir, no baso la hidratación de mi pelo en este tipo de productos, si no que utilizo aceites y mascarillas para asegurarme de que esté en buenas condiciones y, este tipo de productos, sólo en ocasiones concretas. Aún así, pienso que pueden ser de utilidad en cabellos muy gruesos, secos o que se enredan con facilidad, ya que os pueden facilitar mucho la vida, eso si, siempre teniendo en cuenta el utilizar otros productos complementarios para hidratarlo.

En resumen, no me parecen malos productos, creo que para ser low cost o un producto de supermercado, funcionan relativamente bien y se obtienen buenos resultados. Sin embargo, dados mis antecedentes con este tipo de formulaciones prefiero no repetir para evitar males mayores, por lo menos con el champú. El acondicionador sin aclarado probablemente lo siga usando para desenredar y proteger el pelo del calor, aunque combinándolo con aceites y mascarillas para aportar hidratación real a mi cabello.

Y vosotr@s, ¿conocíais los productos capilares de Dolores Promesas? ¿Vais animaros a probarlos?

Un beso

Anuncios