Mi experiencia con el tinte Palette Color Creme Coloration de Schwarzkopf

Hola a tod@s!

Llevar mi color natural de pelo es algo que llevo bastante mal. No digo que sea feo, pero siendo tan blanquita, no me termina de gustar como me queda el castaño oscuro. Por eso, desde mi tierna adolescencia he ido cambiando el tono de mi cabello: he pasado por mechas rubias, baños de color anaranjados, tintes castaños chocolate y caobas rojizos. Al final, como más me gusto es con el pelo cobrizo, por lo que desde Navidades decidí volver a llevarlo así. Eso si, como no está la economía para ir a la pelu todos los meses, he buscado una opción para teñirme el casa y creo haber encontrado el santo grial de los tintes: el Palette Color Creme Coloration de Schwarzkopf.






La verdad es que cuando lo compré no tenía ninguna referencia de como sería este tinte, simplemente pasé delante de ellos y me fijé en que justo había un tono muy parecido al que llevo puesto, el 6.7 cobrizo intenso, por lo que me lo traje a casa para probar.

Este tinte es una coloración permanente, o sea que no se va con los lavados (como si ocurre con los baños de color). Esto quiere decir que afecta a la estructura del cabello, ya que contiene amoniaco, que abre la cutícula, y agua oxigenada, que se mezcla con los pigmentos de color penetrando en la fibra capilar y desencadenando una reacción química por la cual las moléculas de color se expanden y se fijan a nuestro pelo. Con el tratamiento acondicionador posterior, se sella de nuevo la cutícula y se evita que se pierda el color. Los tintes suelen ser productos algo agresivos con nuestro cabello, por lo que si lo tenéis debilitado, muy fino o reseco debierais evitarlo.

tinte-palette-schwarzkopf eltocadordevero

El Palette Color Creme Coloration de Schwarzkopf promete proporcionarnos un color duradero, brillo intenso, buena cobertura de canas y cuidado nutritivo gracias a que está enriquecido con aceite de argán y aceite de almendras. Está disponible en 26 tonalidades, que abarca desde los rubios más claros, pasando por los rubios dorados, cobrizos, avellana, castaños claros y oscuros, negro, burdeos y violín, por lo que es fácil encontrar entre tantos tonos el que mejor se adapte a nuestros gustos.

Como os decía antes, elegí el tono 6.7 cobrizo intenso, básicamente por la similitud entre la caja y el que me habían puesto en la peluquería. No entiendo mucho de colorimetría, pero por lo que he podido investigar, el primer número corresponde al color de base y, el segundo número, al color de los reflejos. Hay que tener en cuenta que los tonos siempre son más oscuros de lo que indican, por lo que en este caso, el número 6 que corresponde a un rubio oscuro sería más bien un castaño claro.

La cajita contiene un frasco de emulsión reveladora de 50 ml, un tubito de crema colorante de 50 ml, un par de guantes, las instrucciones de uso y un acondicionador de 15 ml. Para utilizar el tinte debemos verter el tubito de crema colorante en el frasco de emulsión reveladora y agitarlo bien hasta que la mezcla esté integrada.

tinte-palette-schwarzkopf-2 eltocadordevero

La aplicación dependerá de si tenemos nuestro cabello teñido previamente o si es la primera vez que aplicamos color. En mi caso, solo retoco las raíces, por lo que aplico el tinte sólo en la raiz, lo masajeo bien, lo dejo actuar 15 minutos y, después, aplico el resto de tinte por todo el cabello, dejándolo reposar sobre 5 minutos. Después lo aclaro y aplico el acondicionador para que me ayude a sellar correctamente la cutícula.

No os voy a engañar, huele a amoniaco. No se donde leí al ponerme a buscar opiniones que tenía un olor agradable, pero quizá sean otros tonos, el 6.7 cobrizo intenso no tiene un aroma precisamente cautivador. Eso si, tampoco es molesto ni demasiado intenso, es más bien ese deje que te hace pensar “me estoy estropeando el pelo” al aplicártelo. Otro punto negativo es que trae poca cantidad de producto, yo tengo el pelo corto y además, poca cantidad, y con un frasco me llega de sobra, pero alguien que tenga el cabello más largo o con más cantidad, es probable que necesite comprar dos. La parte positiva es que es de los tintes más baratos que hay, pues sale a 4 euros (y no llega).

Algo que me gusta especialmente de este tinte es que no gotea como otros que he probado anteriormente. A pesar de tener una textura totalmente líquida, al aplicarlo se fija bien al cabello y evita que ponga perdido el baño y toda la ropa que llevo puesta. Además, también es fácil de limpiar si accidentamente se nos cae en la pileta del baño o en la piel, apenas hace falta insistir para eliminarlo, aunque eso si, es preferible limpiarlo tan pronto vemos que manchamos algo.

tinte-palette-schwarzkopf-3 eltocadordevero

El color queda un poco más oscuro que en la caja, algo que era de esperar, pero me parece un tono intenso, vivo y muy bonito, justo lo que estaba buscando. Es una mezcla entre castaño claro y cobrizo que parece bastante natural, además, los reflejos rojizos se intensifican cuando le da el sol directamente. Algo que me sorprendió de este producto es que el color aguanta intacto entre tinte y tinte, apenas sufre una mínima variación de tono durante este tiempo. Normalmente, los tintes que tienden al rojo caen con mucha facilidad, tanto los de usar en casa como los de peluquería, pero con el Palette Color Creme Coloration de Schwarzkopf me llevé la sorpresa de que no se me caía el pigmento al lavarlo y el color se mantenía en buen estado. Otro punto positivo es el brillo que le da al cabello, realmente se nota diferencia entre antes y después de teñirlo, ya que tiene un aspecto precioso y un brillo espectacular.

En mi caso no he notado que estropee el pelo a pesar de contener amoniaco en su fórmula, aunque también es cierto que corto el pelo cada pocos meses para mantener la media melena y así es más fácil que se mantenga en buen estado. Además, también lo cuido con mascarillas prelavado a base de aceite de coco, protectores de calor y mascarillas post-lavado, aunque esto es algo que ya hacía antes de teñirlo. Respecto a si cubre las canas, no puedo opinar ya que no tengo, pero si me parece un tinte cubriente e intenso, así que me imagino que puede ser que las tape, pero la cobertura dependerá también del color elegido.

El Palette Color Creme Coloration de Schwarzkopf me parece una gran opción para teñirnos en casa, ya que el color es muy intenso y vivo, proporciona brillo al cabello, el tono permanece intacto entre tinte y tinte y no he notado que estropee el cabello, por lo que por ahora seguiré utilizando este tinte.

Y vosotr@s, ¿os teñís en casa? ¿Qué producto usáis? ¿Conocíais el Palette Color Creme Coloration de Schwarzkopf?

Un beso

¡Si te gusta mi blog sígueme en las redes sociales y no te pierdas nada!

Quizás también te interese……

Coloración “Tono sobre tono” de Deliplus

¿Qué es el “no poo”?

Casting Creme Gloss de L´oreal

Anuncios

Manicura black and golden stripes

Hola a tod@s!

Llegamos al último día del año, así que con motivo de tal celebración, he decido enseñaros una manicura perfecta para esta noche.

black and gold stripes 1 (FILEminimizer)

Siempre me decís que los nail art que hago os gustan pero que muchas no los haríais porque son muy cargados o complicados, así que la manicura de hoy es super sencilla y adaptable a todos los gustos.

black and gold stripes 2 (FILEminimizer)

Se trata de una serie de líneas verticales en negro y dorado, que como única peculiaridad llevan unas finas lineas de glitter a los lados para adornar, pero no me podéis decir que es difícil!

black and gold stripes 3 (FILEminimizer)

Para hacer esta manicura he comenzado pintando las uñas con el esmalte “black is back” de Essence, a continuación he pintado el centro de la uña con una raya vertical dorada, hecha con el esmalte “gold” de la colección “mirrors” de Kiko, y para terminar, unas líneas doradas a cada lado con el esmalte de glitter dorado “art decó” de L.A. Colors. La uña del dedo anular es exactamente igual pero pintado al revés, para darle un toque diferente a la manicura.

black and gold stripes 4 (FILEminimizer)

Como véis, es una manicura super sencilla y que no requiere pulso ni herramientas especiales, además, podéis combinarla como más os guste, en función de la ropa que vayáis a llevar esta noche. Puede quedar super bonita combinando el negro con plata o el burdeos con dorado, todo depende de vosotras.

black and gold stripes 5 (FILEminimizer)

black and gold stripes 6 (FILEminimizer)

Espero que os haya gustado la manicura de hoy!

Un beso

Quizás también te interese……

Manicura – Winter is coming

Manicura con triángulos

Manicura Navideña para Nochebuena

Look Femme Fatale – Fin de Año 2013-2014

Hola a tod@s!

Me imagino que muchas de vosotras estaréis pensando en vuestros looks navideños y para Fin de Año, eligiendo el vestido más mono del planeta, el conjunto más original, los zapatos más cómodos a la par que escandalosamente elegantes y, por supuesto, complementos acordes a vuestros conjuntos.

Sin embargo, una parte muy importante del look es el maquillaje que llevemos, ya que podemos ir lo más sofisticadas del mundo, que un mal maquillaje es capaz de arruinar cualquier look.

Es por ello que hoy os muestro un tutorial super sencillito para hacer un maquillaje potente para vuestras fiestas. Este look lleva un ahumado negro adornado con pigmento y unos labios potentes en tonos burdeos, un color que adoro y que me parece muy sofisticado, perfecto para lucir por las noches. Podéis adaptarlo a vuestros looks tan sólo cambiando el pigmento y el labial, así que no tenéis excusa para intentarlo!






look femme fatale 1 (FILEminimizer)


look femme fatale 2 (FILEminimizer)


look femme fatale 3 (FILEminimizer)


look femme fatale 4 (FILEminimizer)


look femme fatale 5 (FILEminimizer)


look femme fatale 6 (FILEminimizer)


look femme fatale 7 (FILEminimizer)


look femme fatale 8 (FILEminimizer)


look femme fatale 9 (FILEminimizer)


look femme fatale 10 (FILEminimizer)


look femme fatale 11 (FILEminimizer)

Materiales utilizados:

OJOS:
– Delineador “eye artist kajal” en el tono “090 ebony” de Astor.
– Jumbo en el tono “Sunglasses” de L.A. Colors.
– Sombra vainilla número 802 de Hean.
– Sombra marrón número 810 de Hean.
– Sombra negra número 819 de Hean.
– Pegamento para pigmentos “Colour Art” de Essence.
– Pigmento “Be my Brightsmaid” de Essence.
– Prebase de pestañas “Lash Fibers” de Make Up For Ever.
– Máscara de pestañas “Instant Definition” de Clarins.

ROSTRO:
– Corrector Studio Finish Concealer SPF35 de M.A.C. Cosmetics tono NW20.
– Base de maquillaje Studio Fix Fluid de M.A.C. Cosmetics tono NW15.
– Poudre de Riz de Java de Bourjois.
– Bronceador “Healthy Glow Powder” en el tono “Douce Croisiere” de Givenchy.
– Colorete “Pinched” de NYX.
– Iluminador “Cruel Gardenia” de Guerlain.

LABIOS:
– Perfilador “cabaret” de NYX.
– Labial “megalast” en el tono “cherry bomb” de Wet N Wild.

Espero que os haya gustado este tutorial y os animéis a probar con este look para vuestras fiestas!

Un beso

Quizás también te interese……

Look Berry Smokey Eyes – Paleta Vintage Romance de Sleek

Maquillaje para fin de año: metallic eyes

Maquillaje “Divas de Hollywood”

Manicura – Winter is coming

Hola a tod@s!

Apenas faltan unos días para que comience oficialmente el invierno, sin embargo el frío ya se deja sentir en buena parte de la Península Ibérica desde hace semanas. Momento meteorológico aparte, es en esta época cuando me gusta hacer manicuras con colores más oscuros e intensos, tirando de acabados glitter y metalizados. Para dar la bienvenida al invierno como se merece, he preparado una manicura inspirada en esta estación que espero que os guste.

winter is coming 4 marco (FILEminimizer)

Para mi un día de invierno ideal sería aquel en el que me levanto por la mañana y veo un manto blanco de nieve sobre el cesped del jardín, pero no llueve, si no que hace un sol radiante que da esa luz clásica del invierno, con esa inclinación que hace que las cosas se vean diferentes. No se si me explico bien, porque a veces me suelo montar sola ciertas empanadas mentales, pero para mi los días fríos y soleados de invierno son los más bonitos, me transmiten mucha paz, y si vienen acompañados de nieve, mejor que mejor.

winter is coming 2 marco (FILEminimizer)

La pena es que donde vivo no nieva nunca, de hecho, solo cayó una gran nevada el año en que nací (1986). Tengo una foto mía envuelta en mil capas de ropa, con apenas cuatro meses de vida y con el reglamentario muñeco de nieve con la zanahoria por nariz. Debe ser porque no veo la nieve desde entonces que me gusta estampar copos en las manicuras, me parece que transmiten ese rollito de invierno de verdad.

winter is coming 3 marco (FILEminimizer)

Para este nail art he utilizado como base el esmalte número 266 de Kiko, un precioso azul índigo, que he combinado con el esmalte de acabado glitter número 392 de Flormar, el esmalte “Silver Glitter” de la línea “art decó” de L.A. Colors y el esmalte número 63 “Winter in Aspen” de Sephora para hacer estampaciones.

winter is coming 1 marco (FILEminimizer)

Y vosotr@s, ¿cómo os gustan los inviernos? ¿nieva en donde vosotras vivís? ¿os ha gustado esta manicura?

Un besote

Quizás también te interese……

Manicura para Halloween: uñas ensangrentadas

Manicura con triángulos

Esmaltes de nail art “art decó” de L.A. Colors

Como hacer jabón casero – Jabón de Castilla (DIY)

Hola a tod@s!

Hacía tiempo que me veníais pidiendo que os contara cómo hacer jabones caseros, así que me he puesto las pilas y he preparado un tutorial para explicaros como preparar un jabón en vuestra propia casa con el proceso en caliente, lo que os permite utilizar estos jabones a las 24 horas de haberlos preparado. Lo más típico es prepararlos con un proceso en frío, pero esto implica que debemos esperar entre uno y tres meses para poder usarlos, y como yo soy un culo inquieto y no puedo esperar tanto, he decidido que mejor os explico este método para que vosotras también podáis disfrutarlos enseguida. Hoy empezaremos por lo básico y vamos a preparar el clásico jabón de Castilla.






El Jabón de Castilla recibe este nombre por haberse producido a gran escala en los territorios de la Corona de Castilla, desde donde era exportado a numerosos lugares de Europa y América. Su ingrediente principal es el aceite de oliva, lo que lo convierte en un jabón muy suave e hidratante, perfecto para todo tipo de pieles, en especial para pieles sensibles, también es adecuado para los niños e incluso para el afeitado.

Para preparar un jabón debemos mezclar tres ingredientes base: una grasa, ya sea un aceite o manteca; sosa cáustica y agua destilada. Al mezclarlos se produce una reacción conocida como saponificación, convirtiendo estos tres ingredientes en un jabón.

Respecto a las cantidades a utilizar de cada ingrediente y cómo calcularlas os diré que es un tema un tanto complejo y que necesitaría otra entrada solo para eso para no aburriros. Yo calculo la cantidad de aceite, sosa y agua gracias a la calculadora de la pagina de Mendrulandia, donde introduciendo los aceites y su peso os calcula directamente la cantidad de sosa y agua a utilizar. Igualmente, en cada jabón que hagamos, os dejaré indicadas las cantidades necesarias.

El Jabón de Castilla lleva como ingrediente principal el aceite de oliva, aunque yo he preferido acompañarlo de otros dos ingredientes para que se conserve mejor, no se deshaga con facilidad y haga un poquito de espuma. Para un jabón de 600 gramos vamos a necesitar los siguientes ingredientes: 264 gr de aceite de oliva, 115 gr de aceite de coco, 28 gr de cera de abejas, 139 gr de agua destilada y 54 gr de sosa.

jabon de castilla 2 (FILEminimizer)

Lo primero que necesitamos hacer es mezclar la sosa con el agua, para lo que iremos echando en el recipiente del agua la sosa, poco a poco y nunca al revés, porque podría salpicar y quemarnos la piel. Se deja reposar hasta que la sosa se haya disuelto totalmente en el agua. Tened cuidado en este punto, porque la sosa eleva la temperatura del agua y podríais quemaros.

Mientras la sosa se disuelve en el agua, ponemos un recipiente al baño maría, donde introducimos el aceite de oliva, el aceite de coco y la cera de abejas. Cuando la mezcla esté bien caliente, la cera de abejas se haya derretido, y la sosa se haya disuelto completamente en el agua, verteremos la mezcla de sosa y agua reposada sobre los aceites y empezamos a batirlo con una batidora.

Seguimos batiendo hasta que llega un punto que se conoce como “punto de traza”, que es cuando la mezcla se espesa y se vuelve opaca, adquiriendo una consistencia parecida a las natillas. En este momento se puede dejar un rastro en la superficie, es el indicativo de que ya ha llegado al conocido punto de traza.

Paramos de batir el jabón y lo dejamos reposar al baño maría con el fuego al máximo, cuidando de que no nos quedemos sin agua y rellenando si hiciera falta. Ahora llega la fase conocida como “fase volcán”, que es cuando el jabón entra en erupción, crece (y puede desbordarse, cuidadín) y se torna con una consistencia parecida a la compota de manzanas. Cuando llegue este punto significa que se está produciendo la reacción de saponificación, es decir, que nuestra mezcla se está convirtiendo en un jabón (que rápido crecen, snif snif). En este momento, volvemos a batir la mezcla, dejamos que la “fase volcán” se repita una vez más para asegurarnos de que ha saponificado correctamente y lo retiramos del fuego.

Ahora solo nos queda enmoldar nuestro jabón y dejarlo reposar durante unas horas. Cuando veáis que la mezcla es consistente podéis desmoldarlo y cortarlo al gusto. Debéis esperar unas 24 horas para poder usar el jabón y, aunque suene a guarrada, para comprobar si su PH es correcto, tenéis que tocarlo con la punta de la lengua. Si no pica, ya tenemos el jabón listo para ser usado y con un PH adecuado para nuestra piel.

jabon de castilla (FILEminimizer)

Por último, una serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de preparar un jabón:

La sosa caústica o Hidróxido de Sodio (NaOH) es peligrosa: su contacto sobre la piel puede causarnos quemaduras, al contacto con los ojos puede causar ceguera permanente, su ingesta puede provocar úlceras y repirar sus vapores puede causar irritanciones severas del aparato respiratorio.
– La sosa caústica debe guardarse en un lugar fresco y seco, bien alejada de los niños.
– La sosa caústica es muy peligrosa (por si no había quedado claro): debemos hacer los jabones en un lugar ventilado y utilizar mascarilla y guantes por seguridad. Yo no uso guantes porque ya tengo experiencia, pero si sois novatos con el tema es obligatorio usarlos, junto con la mascarilla. Si tenéis los ojos sensibles, sería conveniente utilizar unas gafas de seguridad.
– La sosa caústica (que es peligrosa a morir) se echa sobre el agua y nunca jamás al revés, ya que podría salpicarnos y quemarnos la piel. Recordad, la sosa se echa sobre el agua y NUNCA JAMAS el agua sobre la sosa (pero nunca jamás de los jamases!).
– El agua debe estar tibia (entre 27 y 38 grados), nunca demasiado fría o demasiado caliente, ya que al mezclar la sosa con el agua, ésta eleva su temperatura, y si está muy fría o muy caliente se pueden generar vapores o salpicaduras que pueden causarnos quemaduras, irritaciones o erupciones.
– La sosa caústica es peligrosa, he dicho, y como tal debe manejarse con sumo cuidado.
Si tienes un accidente con la sosa caústica, lava inmediatamente la zona con agua tibia y acude a un hospital.
Los aceites debemos pesarlos en lugar de medirlos, ya que pesa menos que el volumen que ocupa. Es decir, que un litro de aceite no pesa un kilo, si no menos.

Espero que os haya gustado este tutorial y os animéis con los jabones caseros. Más adelante os enseñaré a hacer otro tipo de jabones más elaborados.

Un beso


Estoy de sorteo! Un kit de productos de cosmética natural! Apuntate aquí!


Quizás también te interese……

Como crear bombas de baño

DIY – Bálsamo Reparador Labial Casero

Conociendo Aboca, productos de fitoterapia