Hago un KonMari con todo mi maquillaje

Hola a tod@s!

Estuve viendo hace poco la nueva serie de Netflix “El Método de Marie Kondo”, donde esta simpática japonesa se va a casas de personas con obvios problemas de diógenes y les enseña a ordenar el puto desastre que es su casa. La serie en si es un coñazo que no veas, se hace pesada porque en los 8 capítulos pasa lo mismo: llega a una casa, les quita la ropa del armario, les enseña a doblar, les enseña a ordenar la cocina y el garaje y ya todo el mundo es feliz.

Lo que si es interesante es el concepto del método KonMari, buscar la felicidad interior a través de la organización, el orden y la limpieza de nuestras cosas, porque no es un secreto que encontrarnos espacios ordenados nos genera más energía para afrontar la vida que hacerlo en lugares desordenados y sobrecargados de cosas. De esta manera, se busca desechar aquellos objetos que no usamos o no nos hacen felices para quedarnos con todo aquello que si nos transmite alegría y, después, ordenarlo de modo eficaz.

konmari

A ver, antes de nada, yo no soy ninguna experta en el tema, pero os puedo contar mi experiencia: el año pasado apliqué este método para mi ropa y, la verdad, ¡fue todo un acierto! Me deshice de un montón de ropa con la que no estaba contenta, no me gustaba o no me quedaba bien y dejé en mi armario sólo aquella que me transmitía felicidad al usarla. Después la doblé y colgué ordenadamente y, para mi sorpresa, aquello funcionó porque liberé espacio, no eché nada en falta y ahora me resultaba más fácil elegir la ropa. Así que después de eso hice lo mismo con el armario de mi marido porque espera tu que lo haga él solo, con la ropa de abrigo y con el calzado… Oye, la felicidad que da ver cuanto espacio te queda libre y que de repente todo es más sencillo de ver y encontrar.

Bueno, pues ahora ha llegado el momento de hacer el KonMari definitivo y el que más tiempo llevo postergando: meterle mano al maquillaje. Porque fijo que hay mil historias que no uso por el motivo que sea y las tengo ahí criando malvas, así que espero que este proceso me traiga paz interior y más espacio para cosas nuevas. Así que ahora os dejo con el vídeo y que sea lo que dios quiera…

¡Espero que os haya gustado! Y ahora contadme vuestras experiencias con este método o cómo organizáis vuestra colección de maquillaje, ¡nos vemos pronto!

Un beso

Anuncios

Agua micelar de Laboratorios Babé

Hola a tod@s!

El boom de las aguas micelares surgió hace un par de años y a todas aquellas que tenemos la piel mixta y grasa nos supuso un gran cambio en nuestras rutinas faciales. Dijimos adiós a las pesadas leches limpiadoras y recibimos con los brazos abiertos este producto de textura acuosa capaz de desmaquillar, limpiar y refrescar la piel en un solo gesto.

A día de hoy me gusta utilizar un desmaquillante con base de aceite para arrastrar los maquillajes más elaborados, pero para el día a día, en que apenas llevo corrector de ojeras, polvos sueltos y colorete, me gusta utilizar aguas micelares. Muchas otras veces las utilizo para complementar el desmaquillado, tras el producto con base de aceite, porque el frescor y ligereza que dejan me encanta.

Así que hoy voy a contaros mi experiencia con el último agua micelar que he estado usando durante los últimos meses, que además es de una marca de la que hablé recientemente en el blog: el Agua Micelar de Laboratorios Babé

DSC_0001 (FILEminimizer)

Antes de nada, me gustaría hablaros un poquito de la marca. Los Laboratorios Babé fueron fundados en 1994 por dos farmacéuticos con el objetivo de desarrollar una línea de productos dermocosméticos sencilla y clara, que aportara soluciones a los problemas básicos de la piel. Sus fórmulas están testadas dermatológica e hipoalergénicamente y realizadas con principios activos de calidad en concentraciones que siempre se indican en % en cada producto.

El Agua Micelar de Laboratorios Babé está destinada a limpiar, desmaquillar y tonificar el rostro, ojos y labios a la vez que aporta bienestar, hidratación y frescor a la piel.

Es apta para todo tipo de pieles, especialmente aquellas más sensibles o sometidas a tratamientos dermatológicos agresivos, ya que está formulada sin alcohol y su sistema de limpieza a base de micelas le confiere una alta tolerancia cutánea, por lo que es idónea incluso para las pieles más delicadas.

Su fórmula contiene un 2,5% de glicerina, que favorece la retención de agua en la epidermis evitando la deshidratación; un 1% de betaína, que hidrata, calma y ayuda a reducir la inflamación de las pieles sensibles o irritadas; y, un 0,25% de regaliz, que calma la irritación y ayuda a aliviar el picor, escozor o tirantez, a la vez que disminuye la producción de melanina ayudando a unificar el tono de la piel.

Se presenta en un envase de plástico transparente, que nos permite ver cuanta cantidad de producto tenemos disponible. El tapón tiene un pequeño agujero dosificador con el que podemos regular con comodidad la cantidad de agua micelar que queremos usar. El envase trae una cantidad de 250 ml, es completamente transparente, no tiene ningún olor y su textura es como el agua, ligera y no pegajosa.

Se aplica con ayuda de un algodón o disco desmaquillante sobre el rostro y cuello y, aunque la marca recomienda utilizarla mañana y noche, yo la he estado utilizando únicamente por las noches para desmaquillarme o complementar el desmaquillado de la piel.

DSC_0009 (FILEminimizer)

El desmaquillado lo realiza correctamente pero con ciertas excepciones, ya que si hay algún maquillaje waterproof como máscara de pestañas o de larga duración como algunos labiales, necesita de ayuda extra; en estos casos suelo usar un desmaquillante bifásico específico para ojos y labios. Como normalmente me aplico este producto con maquillajes ligeros no tengo problema, ya que se lleva sin mayor problema las bases, coloretes, correctores o sombras que haya aplicado. Alguna vez la tengo usado para limpiar el rostro por la mañana y lo deja fresco, limpio y sin sensación grasa sobre la piel, es como si aplicara directamente agua, pero es capaz de arrastrar los residuos de la piel eficazmente y con facilidad, aunque sigo prefiriendo utilizar otro tipo de limpiadores, manía mía.

Respecto a su poder tonificante e hidratante, debemos entenderlo en el sentido de que deja la piel suave, confortable y sin sensación de tirantez tras su uso, pero no proporciona hidratación en si, así que siempre habrá que aplicar después una crema facial.

La parte que no soy capaz de valorar es la promesa de disminuir la producción de melanina ayudando a unificar el tono de la piel gracias a su contenido en regaliz. No he notado ningún tipo de mejora en ese sentido, la verdad es que dudo mucho que con la cantidad que lleva de regaliz se pueda apreciar este efecto, y más usándolo sólo de cuando en cuando y por las noches.

Respecto al precio, oscila entre los 8 y 10 euros, un precio más que ajustado para la cantidad de producto que trae y sus resultados, y se puede adquirir en farmacias y parafarmacias que trabajen con la marca.

Y vosotr@s, ¿soléis utilizar aguas micelares? ¿habéis probado algún producto de Laboratorios Babé?

Un beso


¡Si te gusta mi blog sígueme en las redes sociales y no te pierdas nada!

Quizás también te interese……

Agua micelar de algas marinas de Ziaja

Limpiador Purificante Stop AKN de Laboratorios Babé

Nuxellence Jeunesse de Nuxe, la revolución anti-edad

Tratamiento bio-oxigenante con Dulkamara Bamboo

Hola a tod@s!

La semana pasada acudí a la tienda “Secretos de Provenza” en Vigo (de la que ya os hablé aquí) para probar los nuevos tratamientos en cabina de la marca de cosmética natural Dulkamara Bamboo.

Dulkamara Bamboo es una marca de cosmética natural con ingredientes puros extraidos de la naturaleza y cuyos productos tienen la máxima calidad y eficacia que se puede esperar de una marca de alta cosmética biológica.

La esteticien, Marta, después de analizar el estado de mi piel, me recomendó el tratamiento bio-oxigenante con el que depurar y revitalizar mi piel cansada.

dulkamara 1 (FILEminimizer)

El tratamiento comienza con un lifting de savias, donde se utilizan las Savias de Bambú (de las que os hable ayer, pincha aquí si te lo perdiste), gracias a las cuales se drena, depura y prepara la piel para recibir los tratamientos posteriores.

A continuación se utiliza un exfoliante llamado “Mar y Tierra” mezclado con Aceite Revitalizante, un peeling compuesto de ingredientes terrestres y marinos, que reúnen acciones remineralizantes, reafirmantes y detoxicantes con el que se eliminan las células muertas y se limpian en profundidad los poros.

Después de esta profunda limpieza, se aplica la Mascarilla mezclada con Aceite Revitalizante para potenciar su acción y se deja reposar durante 30 minutos. Esta mascarilla limpia en profundidad depurando la piel gracias a sus ingredientes (arcillas, extractos de jojoba, saúco, tomillo, margarita, etc), que desintoxican la piel absorbiendo las impurezas, oxigenando los tejidos, aclarando las manchas y afinando el poro.

dulkamara b2 (FILEminimizer)

Durante el tiempo que llevé la mascarilla, Marta me dió un masaje con cañas de bambú y aceite revitalizante para mejorar la circulación de las piernas. Debo reconocer que me supo a gloria, ya que me relajó, me hidrató las piernas y consiguió que las notara mucho menos pesadas que cuando entré.

Transcurrida la media hora de mascarilla, se aclara con agua caliente mezclada con Leche Virginal, una loción vegetal balsámica que refresca, relaja, oxigena y calma la piel tras el tratamiento.

Para terminar con esta experiencia, se aplica mediante un masaje la Crema bioactiva FP6, una emulsión destinada a pieles con acné y manchas que hidrata y nutre en profundidad la piel, desestresándola y relajándola. Además, estimula la producción de melanina mejorando la pigmentación de la piel para eliminar manchas y fortalecer su capacidad natural de protección. También es perfecta para utilizar como aftersun (e incluso aftershave), ya que alivia la inflamación, calma, hidrata y refresca la piel afectada por la agresión solar.

dulkamara 3 (FILEminimizer)

Después de este tratamiento mi piel era otra: estaba hidratada, limpia, uniforme, firme y con los poros limpios y cerrados. La verdad es que gustó mucho hacer este tratamiento, no solo por los fantásticos resultados, si no porque todos los productos utilizados son 100% naturales y eso nuestra piel lo agradece.

Y vosotr@s, ¿os gusta la cosmética natural? ¿que opináis de este tratamiento?

Un beso

Quizás también te interese……

Savias de Bambú de Dulkamara Bamboo

Hidratante facial “Eygló” de Soley Organics

“Crema de noche de té rojo y mimosa” de Keims