Oh Yeahh! El primer lip balm a base de felicidad

Hola a tod@s!

Hoy me gustaría hablaros de unos bálsamos labiales muy especiales que han llegado hace poco a mi tocador pero que ya se han convertido en indispensables: los lip balm Oh Yeahh! de The Hapiness Institute. Además, estos bálsamos labiales dicen potenciar el buen humor y hacernos más felices, ¿será verdad? ¡Vamos a comprobarlo!

oh-yeahh-happy-lip-balm

Esta nueva generación de labiales promete hidratarlos, protegerlos y aportar un toque de color, por lo que son unos bálsamos perfectos para esta época, ya que es cuando nuestros labios más sufren por el calor, la deshidratación, la exposición al sol y el contacto con el agua de mar y el cloro de las piscinas.

Su formulación es bastante curiosa ya que, para aportarnos el toque de felicidad, han seleccionado ingredientes ricos en triptófano, el precursor de la serotonina, llamada la “hormona del buen humor”. Entre sus principales ingredientes encontramos:

Griffonia simplicifolia: planta africana de propiedades fitoterapéuticas recomendada en casos de trastornos del ánimo, del sueño y del apetito.
Extracto de kiwi: un antioxidante natural, nutre la piel y tonifica.
Extracto de cacao, de propiedades antioxidantes y revitalizantes, es una de las mayores fuentes de triptófano.

oh-yeahh-lip-balm-2 eltocadordevero

Como activos hidratantes, reparadores y protectores contiene aceite de ricino como base para la fórmula de estos labiales, manteca de coco, cera alba y cera de carnaúba. Además, tiene un SPF15, que no es muy alto, pero como el bálsamo en teoría hay que reaplicarlo a lo largo del día, tampoco creo que sea poco y menos para usar a diario.

Mención especial merece el envase, ya que me ha parecido super bonito, original, duradero y muy práctico. Está fabricado en metal con la información de la marca serigrafiada en blanco, pero lo mejor es que tiene un cierre de rosca en lugar de los clásicos de presión, por lo que de esta manera se evita que el bálsamo se abra en el bolso y se estropee. La textura es bastante consistente pero a la vez muy fundente, se desliza cómodamente por el labio depositando la cantidad justa de producto. Respecto al aroma, tiene un sutil olor frutal, pero ya os aviso que es muy tenue y apenas se aprecia. Cada bálsamo contiene 4,2 gramos de producto y su precio es de 12,95 euros, aunque por internet los he visto mucho más baratos, cuestión de buscar.

oh-yeahh-lip-balm-3 eltocadordevero

Existen cinco tonalidades diferentes de los bálsamos de Oh Yeahh!, concretamente rosa, rojo, anaranjado, violeta y transparente, yo he estado utilizando estos dos últimos y la verdad es que me gustan mucho. El transparente deja un ligero halo de brillo que hace que los labios se vean hidratados y voluminosos al momento; por su parte, el violeta deja un color bastante más intenso de lo que cabría esperar de este tipo de bálsamos, me encanta para los días que quiero dar un toque de color a los labios pero con una textura ligera y cómoda de llevar.

Por norma general, tengo los labios bastante secos y me cuesta mantenerlos en buen estado a pesar de estar todo el día hidratándolos varias veces. Es por ello que me ha encantado el poder hidratante de estos bálsamos, al poco de aplicarlos se nota como hidratan y dejan los labios muchos más jugosos, bonitos y hasta con un punto de volumen.

oh-yeahh-lip-balm-4 eltocadordevero

Oh Yeahh! lip balm en el tono violeta

El toque de color que aportan me ha sorprendido, pues es más intenso de lo que pensaba y puede sustituir perfectamente a una barra de labios con acabado brillo. A largo plazo, los labios se notan mucho más hidratados y reparados, creo que la fórmula es excelente para las personas que, como yo, padecemos de sequedad en los labios y siempre andamos con los pellejitos a vueltas.

El tema de la felicidad que aporta este labial es una curiosa estrategia de marketing, desde luego no nos vamos a poner a pegar saltos de alegría por aplicarnos estos bálsamos, pero yo personalmente soy más feliz cuando me veo los labios tan bonitos e hidratados 😉

Y vosotr@s, ¿qué opináis de estos bálsamos? ¿Los habéis probado?

Un beso