Los beneficios del aceite de coco para el cabello

Hola a tod@s!

El aceite de coco tiene múltiples beneficios para el cabello y, sin embargo, conozco a muy poca gente que le de el valor que tiene este aceite, así que en esta entrada os voy a hablar sobre los beneficios del aceite de coco a nivel cosmético y cómo lo utilizo para cuidar mi cabello.






Hace un par de años surgió la moda de los aceites capilares y todas las marcas se lanzaron a bombardearnos con productos que prometían el oro y el moro, pero que de tratamiento capilar tenían poco. El principal problema de las marcas comerciales es que sus aceites tienen un alto contenido en siliconas, por lo que se podrían considerar más bien aceites para embellecer el cabello que productos que realmente traten la fibra capilar en profundidad.

El primer aceite capilar que utilicé para intentar sanear mi cabello fue el Aceite de Mango de Klorane, ya que su composición comulgaba más con mis principios sobre la cosmética en general. Me fue muy bien y a día de hoy lo sigo utilizando, así que os dejo la review por si os interesara leerla (click aquí).

Sin embargo, en mi búsqueda del aceite capilar perfecto, me topé con uno del que no había oído hablar hasta entonces: el aceite de coco. Principalmente empecé a comprarlo porque me gusta hacer jabones en mi tiempo libre y el aceite de coco les proporciona dureza y espuma, pero investigando entre sus propiedades cosméticas descubrí que tiene muchas cualidades interesantes.

Beneficios aceite de coco

El aceite de coco está compuesto principalmente por ácido láurico, un ácido graso que tiene gran afinidad con las proteínas del cabello; además, es un aceite de bajo peso molecular, lo que significa que, a diferencia de otros aceites, éste penetra en la fibra capilar en lugar de quedarse en la superficie. Es rico en ácidos grasos (principalmente cáprico y láurico), proteínas, vitaminas E y K, magnesio, potasio, calcio y hierro. Además, tiene una acción antifúngica, por lo que es una buena opción como tratamiento anticaspa.

El aceite de coco se encuentra normalmente en estado sólido y es a partir de los 25 grados cuando se vuelve líquido. De todas formas, con el propio calor del cuerpo, el aceite se derrite y se transforma en una manteca cómoda de aplicar. No tiene ningún olor y su color es vainilla claro, casi blanco. Por cierto, el paso de un estado a otro no altera la calidad ni la eficacia de este aceite.

BENEFICIOS DEL ACEITE DE COCO PARA EL CABELLO

Nutre y regenera: este aceite es capaz de reparar el cabello maltratado debido a su alta penetración y afinidad con la fibra capilar, rellenándola en los lugares donde ha sido maltratada, alisando las descamaciones y reteniendo su humedad, lo que se traduce en un cabello reparado, suave, sin enredos, hidratado y con más brillo.

Protege y fortalece: este aceite actúa como protector de la fibra capilar al retener la humedad y evitar que se reseque por el uso de champús, planchas y secadores o agresiones del medio ambiente. Además, gracias a su alto contenido en proteínas y nutrientes esenciales para el cabello, lo fortalece evitando que se rompa y estropee con tanta facilidad.

Trata el cuero cabelludo: gracias a su acción antifungica se considera un eficaz tratamiento anticaspa, siendo capaz de eliminar y de calmar los picores propios del cuero cabelludo con caspa, seco y/o sensible.

Hidratacion-extra-aceite-coco 2 (FILEminimizer)

¿CÓMO SE UTILIZA?

Tratamiento pre-lavado: es mi forma preferida de usarlo ya que es como más se notan sus beneficios. Basta con aplicar el aceite de coco de medios a puntas y dejarlo reposar el máximo tiempo posible para que penetre en la fibra capilar y obre su magia. Yo suelo utilizarlo por las noches y lavarlo a la mañana siguiente, así acelero el proceso de regeneración de la fibra capilar.

Acondicionador: en cabellos muy secos o rizados, se puede utilizar como acondicionador después de lavar el pelo aplicando una pequeña cantidad en las puntas, ya que facilita el desenredado y el peinado.

Protector: se puede utilizar como protector de calor, ya que retiene la humedad y evita que el pelo se reseque al utilizar asiduamente planchas y secadores. También resulta útil para proteger el pelo en verano del cloro, la sal del mar y la exposición al sol por el mismo motivo y por su ligera acción fotoprotectora.

Hidratacion-extra-aceite-coco 3 (FILEminimizer)

OTROS USOS DEL ACEITE DE COCO:

Desmaquillante: los aceites son excelentes desmaquillantes ya que son los que mejor eliminan las impurezas grasas, como las de los componentes del maquillaje y el sebo. Se puede utilizar en todo el rostro, incluso los ojos, basta con masajear una pequeña cantidad de aceite de coco y eliminar los restos con un algodón para descubrir una piel completamente limpia.

Hidratante: el aceite de coco también es adecuado para hidratar la piel de la cara y la del cuerpo, aunque es preferible usarlo en pieles secas o deshidratadas que en pieles mixtas y grasas.

Tratamiento de problemas de la piel, tales como la dermatitis, psoriasis, eczema o acné, ya que tiene numerosas propiedades antibacterianas capaces de tratar estos problemas.

Acelerar el crecimiento de las pestañas: basta con aplicar cada noche un poco de aceite de coco en las pestañas para que crezcan más fuertes, sanas, gruesas y largas.

Ingrediente de cosmética natural: es excelente para hacer jabones caseros, ya que les aporta dureza y espuma, pero también se puede utilizar como base para cremas hidratantes, exfoliantes, mascarillas capilares, bálsamos labiales, etc.

MI EXPERIENCIA

Tengo el cabello fino y graso, sin cuerpo ni volumen, por lo que, a priori, utilizar aceites en el pelo suena a locura. Sin embargo, empezar a utilizar el aceite de coco semanalmente como tratamiento pre-lavado fue la mejor decisión que he tomado respecto a mejorar la salud de mi pelo. Antes solía tener las puntas abiertas cada poco, pero desde que empecé a utilizar este aceite hace ya más de un año, mis puntas están en perfectas condiciones, por lo que no necesito cortarme el pelo con tanta asiduidad. Mi cabello se ve brillante, en perfecto estado, bien hidratado, reparado y muy suave al tacto; además, no noto que engrase mi cabello ni me aporte peso tras usarlo de esta manera, aunque eso si, os recomiendo que le deis dos manos de champú al pelo para retirarlo correctamente.

Empecé utilizando el aceite de coco de la marca Marnys, pero viene en una botella con dosificador en formato pump, lo que a la larga resulta un incordio, porque cuando están en estado sólido tengo que meterlo debajo del grifo con agua hirviendo hasta que se ablanda. Desde el verano pasado empecé a utilizar el aceite puro de coco de la marca “Cococare”, a la venta en Iherb, ya que viene en un tarro y es mucho más fácil de aplicar. Por cierto, si os decidís por comprarlo en Iherb, recordad que mi código es el WWP324 y si lo usáis os descontarán 10 dolares si vuestra compra supera los 40 dolares, o 5 dolares si no los supera.

aceite de coco cococare iherb (FILEminimizer)

Y vosotr@s, ¿conocíais los beneficios del aceite de coco? ¿lo soléis utilizar? ¿como cuidáis vuestro cabello?

Un beso


¡Si te gusta mi blog sígueme en las redes sociales y no te pierdas nada!

Quizás también te interese……

Mi experiencia con Densilogy de Inneov

¿Qué es el “no poo”?

Club 100 Klorane: probando sus cuidados capilares

Savias de Bambú de Dulkamara Bamboo

Hola a tod@s!

Aunque ya os había adelantado algo de información sobre mi hidratante en la entrada sobre mi rutina facial (click aquí), quiero dedicar la entrada de hoy a un nuevo concepto de hidratante facial: las Savias de Bambú de Dulkamara Bamboo.

savias de bambu 1 [1600x1200]

Las savias de bambú constituyen un complejo biológico rico en principios activos extraídos de plantas, frutos y bayas que depuran y nutren profundamente la piel, revitalizándola y mineralizándola para favorecer la recuperación de su tersura y luminosidad. Este fluido está destinado a corregir manchas, impurezas, acné, poros dilatados, flacidez y envejecimiento prematuro, ya que favorece la regeneración celular, calma, repara, descongestiona y suaviza.

Todas estas maravillosas acciones se consiguen gracias a sus ingredientes: extractos de Mirto, Amapola y Malva, calmantes y descongestionantes; de Rosa e Iris, con propiedades regenerantes y suavizantes; de Madroño y Violeta, depurativos y anti-manchas; extractos de yemas y médula de Bambú, que estimulan el drenaje de toxinas e impurezas de la piel y aportan oligoelementos, como el silicio que fortalece y flexibiliza los tejidos.

savias de bambu ingredientes [1600x1200]

Las savias de bambú actúan desde tres frentes sobre nuestra piel:

Desmaquillan y limpian en profundidad, de forma suave, eficaz y sin agresiones, dando a la piel una textura ultra suave.

Hidratan, nutren y remineralizan la piel y favorecen la renovación epidérmica, consiguiendo un cutis de aspecto más liso y homogéneo.

Revitalizan y protegen la piel, por la acción de los flavonoides que mejoran la regeneración tisular y protegen de las agresiones ambientales.

Además, están indicadas para todo tipo de piel, especialmente destinadas a pieles con poros dilatados, impurezas, comedones, manchas y/o prematuramente envejecidas o como coadyuvante para las pieles con dermatosis o acné o que han sido sometidas a alguna intervención quirúrgica.

savias de bambu textura [1600x1200]

Se presentan en un envase cilíndrico con un dosificador en formato pump y un contenido de 60 ml, aunque también hay versiones de 100 ml y 250 ml. El modo de uso es sencillo, hay que agitarlo bien y verter unas gotas en un disco de algodón y aplicar sobre rostro, incluido contorno de ojos, cuello y escote, presionando levemente y describiendo suaves movimientos en espiral. Si lo hemos utilizado para desmaquillar, debemos hacer una segunda aplicación.

Los resultados con este producto no se han hecho esperar, he estado utilizándolo mañana y noche como hidratante durante los últimos meses y mi piel ha ido mejorando día tras día. Está mucho mas suave, nutrida, elástica, sana y viva, es como si hubiera renacido y fuera una piel nueva. Se que os puede parecer exagerado, pero realmente se nota como este tratamiento actúa desde el interior, renovando la piel y mejorándola día tras día. A parte de estar visiblemente más sana, también he notado mejoría en los granitos, ahora mismo casi no me sale ninguno y tengo la piel bastante limpia. Con lo que no he notado mucha mejoría es con las manchas ni las marcas de acné, pero sinceramente con los otros beneficios me doy por satisfecha. Respecto a su uso como limpiador facial, sólo lo probé en una ocasión y desmaquilla y limpia perfectamente, pero me pareció que no compensaba usarlo así porque se evaporaría en dos telediarios.

El precio es algo caro, el frasco de 60 ml cuesta 48 euros, pero en este caso la inversión merece la pena. Este producto lo adquirí en la tienda “Secretos de Provenza” de Vigo, de la que ya os hablé en alguna ocasión (click aquí), donde podréis encontrar una amplia gama de productos de Dulkamara Bamboo y también de L´Occitane. La verdad es que me he quedado con ganas de seguir probando más productos de esta marca, así que es probable que no sea la última vez que os hablo de Dulkamara Bamboo.

Mañana os contaré mi experiencia con un tratamiento de Dulkamara Bamboo hecho en cabina, los resultados han sido increíbles!

Y vosotr@s, ¿conocíais esta marca? ¿que os parecen las Savias de Bambú?

Un beso

Quizás también te interese……

Turnaround Overnight Radiance Moisturizer de Clinique

Hidratante facial “Eygló” de Soley Organics

“Crema de noche de té rojo y mimosa” de Keims